h1

Las reinas de la canción

septiembre 3, 2009
Hace una semana que no puedo sacar de mi mp3, y de mi cabeza, el disco “God Help the Girl”, esa extraña producción del Belle and Sebastian Stuart Murdoch.
La historia… (ver)
El resultado es un disco extraordinario, tal vez lo mejor que se editó este año si no fuera porque para mí es un disco fuera del tiempo. Son canciones que remiten a un pasado que nunca existió, una década del ’50 que tuvo lugar en un universo paralelo. Es un disco con canciones que podrían ser parte de la banda de sonido de Lost o Fringe.
Es un disco que, en mentes algo perturbadas como la mía -gracias a atentas lecturas de Pawels y Bergier-, provoca adicción.Hace una semana que no puedo sacar de mi mp3, y de mi cabeza, el disco “God Help the Girl”, esa extraña producción del Belle and Sebastian Stuart Murdoch.
La historia… (ver)
El resultado es un disco extraordinario, tal vez lo mejor que se editó este año si no fuera porque para mí es un disco fuera del tiempo. Son canciones que remiten a un pasado que nunca existió, una década del ’50 que tuvo lugar en un universo paralelo. Es un disco con canciones que podrían ser parte de la banda de sonido de Lost o Fringe.
Es un disco que, en mentes algo perturbadas como la mía -gracias a atentas lecturas de Pawels y Bergier-, provoca adicción.
Hace una semana que no puedo sacar de mi mp3, y de mi cabeza, el disco God Help The Girl, una extraña producción del Belle and Sebastian Stuart Murdoch.
La historia del disco en sí es muy interesante. Léanla acá, no la voy a repetir🙂
El resultado es un disco extraordinario, tal vez lo mejor que se editó este año si no fuera porque para mí es un disco fuera del tiempo. Son canciones que remiten a un pasado que nunca existió, décadas del ’50, ’60 y ’70 que tuvieron lugar en un universo paralelo. Es un disco con canciones que podrían ser parte de la banda de sonido de Lost.
Es un disco que, en mentes algo perturbadas como la mía -gracias a atentas lecturas de Pawels y Bergier-, provoca adicción.
No se editó en Argentina. Pero lo consiguen detrás de este link.
h1

Concurso de fotografía “Album de un turista en el Bicentenario”

agosto 25, 2009

El Foro de Profesionales en Turismo organiza el Concurso de Fotografía “Album de un turista en el Bicentenario”. Copio y pego el archivo con las bases, que igual se pueden bajar de acá:

Bases del concurso:

  1. El concurso no requiere derecho de inscripción.
  2. Está dirigido a aficionados (no profesionales en fotografía) relacionados con el sector turístico, con residencia en Argentina.
  3. Las fotografías deberán reflejar a turistas disfrutando de la Argentina en un marco paisajístico, asistiendo a eventos, visitando monumentos, recorriendo ciudades, practicando turismo activo, o cualquier otra actividad turística que descubras en tu entorno, teniendo en cuenta los ejes conceptuales mencionados anteriormente.
  4. Las obras deberán cumplir dos requisitos:
    1. Reflejar algún atractivo de Argentina, es decir, que se aprecie un objeto, lugar o evento que sea característico de alguna región del país.
    2. Dar cuenta del fenómeno turístico, exhibiendo turistas.
  5. Las fotografías no deben haber sido premiadas en otros concursos.
  6. Cada participante podrá presentar hasta un máximo de 3 (tres) fotografías.
  7. Características técnicas: Se admiten fotografías color o blanco y negro. Se enviará una copia digital grabada en CD y otra copia impresa en papel fotográfico sin ningún tipo de montaje.

Medidas: Copias papel de 20 cm x 30 cm. Se recomienda que las impresiones tengan un mínimo de 300 ppp/dpi. Copias digitales: deberán ser de alta resolución para su posible publicación. Mínimo: 2048 x 1536 píxeles. Se admite formato TIFF o JPG en máxima calidad.

  1. Las modificaciones digitales no deberán alterar la esencia de la fotografía original.
  2. Al dorso de la fotografía impresa deberá figurar el seudónimo elegido por el autor, el título de la obra, objeto y/o lugar de la toma (localidad y provincia). No debe haber ninguna inscripción al frente.
  3. El jurado estará compuesto por 3 (tres) integrantes: Un miembro de La Asociación Foro de Profesionales en Turismo, un acreditado profesional en Fotografía, y una autoridad del INPROTUR.
  4. El jurado podrá retirar del concurso las obras que considere no responden al presente reglamento.

12.  Se entregarán premios a las tres mejores fotos, otorgados por la Secretaría de Turismo de San Juan, el Ministerio de Turismo de Salta o INPROTUR Salta?? Y el hotel Solar del Pago (Areco), además de tres menciones especiales.

A su vez, la asociación Foro de Profesionales en Turismo brinda la oportunidad de obtener descuentos en la cuota anual de la asociación para todos los participantes (sean profesionales nuevos que quieran asociarse o socios actuales en su cuota del próximo año).

  1. La ficha de inscripción debe ser solicitada por los participantes a la asociación a: concurso@profenturismo.org.ar
  2. Los participantes deberán enviar en un sobre la ficha completa de inscripción firmada, una copia en papel fotográfico de cada foto presentada y un Cd con la versión digital de las mismas, respetando las características técnicas establecidas. El sobre será remitido personalmente o por correo postal a la oficina de la Asociación Foro de Profesionales en Turismo (México 1714  piso 4º ofic. “2” – CP 1100).
  3. Los participantes deberán enviar por mail la ficha de inscripción a la siguiente dirección electrónica: concurso@profenturismo.org.ar, una vez enviado el sobre con el material solicitado.
  4. Las obras serán recibidas hasta el día 20 de noviembre de 2009 inclusive. La decisión del jurado se dará a conocer el día 07 de diciembre de 2009 por correo. La premiación será en diciembre de 2009 en fecha a confirmar.
  5. Todas las fotografías pasarán a formar parte del archivo del Instituto Nacional de promoción turística – INPROTUR – y no se devolverán al autor. El instituto exhibirá las fotografías en muestras que organizará en países limítrofes, y en el exterior.
  6. Una selección de las mejores fotos formarán parte de las exposiciones itinerantes que realizará el Foro de Profesionales en Turismo. Se publicará oportunamente la información sobre las exposiciones donde se podrán observar las fotografías.
  7. Los concursantes autorizan al Foro de Profesionales en Turismo y al INPROTUR al uso y difusión de las fotografías en muestras, presentaciones, publicaciones o comunicaciones institucionales. Esto no presupone retribución alguna. Siempre que sea factible, ambas instituciones harán mención del nombre del autor. No obstante, el autor conserva sus derechos de propiedad intelectual de acuerdo con la ley 11.723.
  8. El Foro no se hace responsable por el eventual deterioro, robo, extravío de las obras.
  9. La participación en este concurso implica la aceptación de las presentes bases.

Nota. Sugerimos enviar las fotografías de manera tal que asegure la recepción en condiciones óptimas.

Para mayor información, consultá la página web o escribínos!!

Pág. Web: www.profenturismo.org.ar

E-mail de contacto: concurso@profenturismo.org.ar

Asociación Foro de Profesionales en Turismo

México 1714  piso 4º ofic. “2” – CP 1100

Ciudad de Buenos Aires – Argentina

Teléfono: (011) 4384 – 6268

h1

En busca de la gran obra

agosto 24, 2009

Esta nota es la continuación de la anterior, la de las Jornadas. Fue publicada en EXTRA una semana después, es decir, el 23 de agosto de 2009.

pagina12color_23agosto.pdf_01

ECOS DE LAS 1ª JORNADAS SALAMONE EN AZUL

En busca de la gran obra

Dos estudiosos de la obra de Francisco Salamone contaron sus primeras impresiones de las realizaciones del ingeniero arquitecto, durante las Jornadas que se desarrollaron en la ciudad de Azul.

“¿Cómo conociste a Salamone?” Cuando se juntan dos fanáticos de las obras de este peculiar arquitecto, esta frase suele llevar a un relato contado con cariño y asombro. Nadie olvida su primer contacto con Salamone. La pregunta fue, obviamente, la que disparó la charla, en medio de las Jornadas en Azul, con dos expertos en el tema, que no obstante miran a Salamone desde dos aspectos distintos. Eduardo Lázzari es historiador y presidente de la Junta de Estudios Históricos del Buen Ayre, muy conocido por el público a partir de sus intervenciones en radio y televisión. Gonzalo García Crispieri es un arquitecto nacido en Bolivia, presidente de la fundación Manuel García Capriles para estudios de patrimonio, y pionero en la difusión de la obra de Salamone en América Latina. Sin embargo, los dos coinciden en el deslumbramiento, en la magia, en lo perturbador que resultó para sus vidas descubrir a Francisco Salamone.

¿Eduardo, cómo conociste a  Salamone?
Despertó  mi  interés  por  estas obras el comentario de dos arquitectos alemanes que a la salida del Cementerio de la Recoleta (ndR: Lázzari es guía allí) me dijeron “¿Usted nos podría contar algo sobre Salamone?”. No pude decir nada. Me puse a investigar y lo primero que me asombró fue la magnitud de la obra. Me  pareció raro que eso, que era tan grande, no había trascendido. Cuando comencé a ver la obra en persona, me di cuenta de que estaba frente a un tipo genial. Me pareció interesante descubrir que hay un trasfondo, un pensamiento que justifica la obra. No estamos solamente frente a la gran obra de un arquitecto, sino a la idea de un proyecto de país con grandeza, de un país que creía en el futuro. La idea de los cementerios, de las municipalidades, es la misma que la del Congreso Nacional o el teatro Colón: la idea de la desmesura, porque este iba a ser un gran país.

¿Cómo  creés  que  debería  ser conocido?
No coincido con la idea de las “rutas” salamónicas, el proyecto de crear  tres  corredores  turísticos  basados en las rutas que pasan por los pueblos. Creo que es un tema que está puesto en función del que viaja y no del que reside. Hay dos zonas, o “comarcas”, como yo las llamo, de la provincia con obras de Salamone que tienen vinculación física que son Oeste: Guaminí, Adolfo Alsina, Pellegrini, Tres Lomas y Salliqueló, y Sur: Gonzales Chaves, Pringles, Laprida y Tornquist. La idea que pensé al armarlas es potenciar todo lo que está  dando  vueltas.  Quedan  zonas con un mayor equilibrio. Por ejemplo, en la comarca Sur tenés dos cementerios, tres Cristos, cuatro Municipalidades, cinco plazas, etcétera.

Ahora, a mí me han pedido que recomiende un libro sobre Salamone, y tengo que decir que no hay, sólo hay “panoramas” de su obra hechos por y para arquitectos.
No hay. Para fin de año, mi idea es sacar una serie de libros sobre Salamone: “El hombre”, “El arquitecto”, “El hombre público y de negocios” y “Las obras” que son los cuatro grandes temas con los que abarcarlo.

***

¿Gonzalo, cómo conociste a Salamone?
Estudié en La Plata, y me casé con una argentina, de Ayacucho. Estaba allí en mayo del año pasado cuando me invitaron a Azul. Estuve en el Colegio de Arquitectos, y el colega Carlos Fortunato me llevó a pasear, conocí el parque, la Casa Ronco, el teatro. Luego me llevó al Cementerio. Cuando llegamos quedo impactado. Le pregunto “¿y esto?”.
“Es obra de Salamone”, me contesta. Me cuenta que es un arquitecto que construyó tantas obras, etc. Pero yo he estudiado en La Plata del ‘72 al ‘78 y nunca escuché hablar de Salamone. Entonces me prestaron una copia de los libros de la Universidad Nacional de Mar del Plata (ndR: dos tomos editados por Alejandro Novakovsky y otros) y los empecé a leer. Me fui a Bolivia, y con un colega empezamos a investigar a Francisco Salamone. Nos presentamos a un Congreso sobre Cementerios Patrimoniales, donde ganamos el segundo premio, y luego presentamos esa misma ponencia en un encuentro de Cementerios Patrimoniales en Lima, Perú.

¿Vos querés introducirle elementos  “salamónicos” a un edificio que estás reciclando?
Tiempo atrás, después de otra intervención en un edificio art-decó, empiezo a estudiarlo más. Veo la simetría, veo una serie de elementos característicos. Inclusive, el elemento central del edificio que estamos interviniendo es como
una de las torres de un edificio municipal de Salamone. La idea es, como no tenemos luminarias, no tenemos nada
de lo que había, buscar elementos  diseñados  por Salamone  para  incorporarlos en la intervención que estamos haciendo, para cruzar ese lazo que tenemos los países latinoamericanos  con  una arquitectura que estaba desconocida,  invisible.  La estamos reflotando para que tenga presencia, después de 50 años, en Bolivia.

h1

Jornadas Salamone

agosto 18, 2009

En Azul, del 6 al 9 de agosto, se desarrollaron las primeras Jornadas sobre el ingeniero arquitecto Francisco Salamone. Publico aquí la nota que salió en el diario EXTRA (www.diarioextra.com.ar) el domingo 16 de agosto, firmada por mí.


La nota original.


El portal del Cementerio de Azul.

Los cuatro días de Francisco Salamone

Azul es una localidad bonaerense conocida como “la ciudad cervantina”, por su colección de ejemplares del Quijote. Pero, también, por cuatro días Azul fue algo más: la ciudad de Francisco Salamone, el lugar donde se concentraron los saberes y los testimonios sobre la obra de este genial y controvertido ingeniero arquitecto, en lo que fueron las 1ª Jornadas Salamone Azul 2009, realizadas del 6 al 9de agosto, al cumplirse medio siglo de su fallecimiento.
“Tal vez el viajero que atraviesa los kilómetros de pampa bonaerense suponga que a lo largo de su jornada, por mucho que recorra, siempre verá el mismo paisaje. Se equivoca, porque desparramados por el territorio de la provincia, como juguetes olvidados en una playa, están los fantásticos monumentos que construyó Francisco Salamone”. Con estas palabras comenzaba una nota que publicó DIB, firmada por este cronista, en febrero de 2006.Con estas mismas (inesperadas) palabras, leídas por un locutor en el Teatro Español de Azul, empezaron las Jornadas, organizadas de manera conjunta por el Icomos (el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios), la municipalidad de Azul y el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires. La inauguración oficial estuvo a cargo del intendente de Azul, Omar Duclós, el arquitecto y presidente de Icomos Argentina, Alfredo Conti, y funcionarios provinciales del área de Patrimonio.

Las ponencias
En la primera jornada, correspondiente al jueves 6 de agosto, se destacó el mediático historiador Eduardo Lázzari, quien optó por dejar de lado los detalles técnicos de la obra salamónica y se dedicó a una reseña de la vida del arquitecto. La noche estuvo marcada por la proyección de “Historias Extraordinarias”, de Mariano Llinás, donde la provincia de Buenos Aires es paisaje y protagonista, y que incluye un fragmento sobre Francisco Salamone.
Inauguró la segunda jornada Alfredo Conti, quien destacó que la obra de Salamone tiene una gran importancia patrimonial por “su vastedad de producción, las escalas de diseño, la confluencia de tendencias de composición y expresivas, y el carácter simbólico para la identidad de las localidades”. “No me parece una utopía”,aseguró Conti”, “que Argentina presente la obra de Salamone para ser Patrimonio Mundial”. Tomaron la posta los arquitectos Carlos Pernaut y Alejandro Carrafancq, que fueron los primeros en hablar de Salamone en el mundo académico, a través de una investigación sobre la obra en Pringles, allá por 1982: “En principio llegamos a la obra de Salamone a través de la admiración, de la fotografía, y poco a poco se convirtió en un proyecto de investigación”.Luego vino la disertación más aplaudida, la del arquitecto boliviano Gonzalo García Crispieri, que habló sobre “Arquitectura visible e invisible”, donde lo “visible” es lo que todos conocen, como la obra de Niemeyer y otras eminencias, y lo “invisible” está constituido por Salamone, desconocido en el mundo. García Crispieri presentó la obra salamónica en diversos congresos en Perú y Bolivia.
El día final de las ponencias fue acaparado por la presentación de un “ciudadano a pie de Laprida”, como se presentó José Enrique Doartero. Mostró imágenes de la construcción de obras de Salamone en su partido, y señaló por qué cree que ya están incorporadas al patrimonio: “Generación tras generación, las obras de la plaza, del Cementerio, de la Municipalidad, fueron respetadas”. El cierre académico estuvo a cargo de Eduardo Lázzari, acompañado por una de las cabezas visibles de la organización de las Jornadas, la arquitecta Alicia Lapenta.

Un principio
Además, hubo muchísimas actividades artísticas vinculadas, y se inauguraron exposiciones de dibujo, pintura y fotografía. Se realizaron dos visitas guiadas, una por la ciudad y otra por los alrededores, cortesía de la Secretaría de Turismo de Azul. Ya finalizadas las Jornadas, quedó en el aire el sentimiento de la necesidad que había de esta primera reunión, para que se encontraran los conocedores de la obra de Salamone. Si será o no Azul el lugar del próximo encuentro, no se sabe. Sí está claro que hay que pensar maneras para que las obras de Francisco Salamone sean reconocidas como Patrimonio del mundo, y de que los habitantes de las localidades donde fueron erigidas se sientan aún más orgullosos de ellas.